¿Se puede corregir un niño irrespetuoso? 5 maneras de hacerlo posible

“Buenos días”, “permiso”, “gracias”, “por favor”, “perdón”… al parecer, muchos niños y adolescentes jamás aprendieron estas palabras, porque rara vez los escuchamos decirlas. Estas expresiones pueden aplicarse a la falta de respecto o a la mala educación, que son dos cosas separadas por una línea muy delgada.

La falta de respeto es algo inapropiado en cualquier circunstancia y una educación benévola no tiene porqué ser al mismo tiempo permisiva.

Como padres, debemos asumir la responsabilidad de enseñar a nuestros niños y adolescentes las actitudes y los gestos para expresar sus emociones y sus desacuerdos sin faltar el respeto a otras personas. Sea quien sea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *